Sunday, February 9, 2014

Alma que Rechaza

El cuerpo es como un vehículo y el alma es como un conductor. Entonces, cuando deja de funcionar, ¿Acaso el alma cambia de vehículo? ¿Por qué no vuelve aún si lo reparan?

Quizás el cuerpo sea una fuente que genera un chorro de agua cristalina al alma. Entonces, ¿Por qué el alma lo rechaza si el mecanismo que le da el agua deja de funcionar?

Esto es muy similar a la reacción que tenemos cuando tenemos un fallo con algún artefacto en nuestras vidas. Queremos cambiarlo, aun si con una simple reparación podemos arreglarlo.

O quizás no nos gusta ver tantos remiendos. Entonces, los que no queremos desechar artefactos nos esforzamos para pintar o decorar tales faltas. Lucen bien después del maquillaje, pero aún así se nota que es una capa para esconder la fealdad.

Pero nuestra alma es tan egoísta y orgullosa, que abandona a un cuerpo por cosas como, por ejemplo, que algo le obstruye las vías respiratorias por aproximadamente treinta minutos.

"Cuando el amor se daña, es mejor cambiarlo en vez de repararlo." ¿Será que nuestra alma también piensa así de nuestro cuerpo?

No comments:

Post a Comment