Friday, December 27, 2013

Ataque De Ansiedad

Viernes 27 de diciembre de 2013, 7:52 AM, aproximadamente. Víspera de un angelito.

Lo mas parecido a este sentimiento lo tuve con el anime Monster, cuando Lunge va a abrir la puerta del cuarto donde el monstruo hizo su primera hazaña…

El sentimiento de ansiedad que tuve esta mañana fue tan intenso, que pude tener la idea de intentar explicarlo.

Es como una frase sobre el tiempo que leí hace mucho tiempo. Mas o menos decía así: "El tiempo es algo que todo mundo sabe lo que es, pero nadie sabe cómo explicar."

Me siento como cuando quiero algo y no sé lo que quiero.

Me siento como un niño que quiere algo, y le prometen que se lo regalarán en una fecha cercana.

Al igual que otros sentimientos, este también me elude desde el momento en que trato de estudiarlo o analizarlo. Cualidad muy común en los sentimientos agradables.

Es como cuando uno esta muy cerca de cosas que desea conseguir.

Es un golpe cuando esperas que suceda algo grandioso, y lo que ocurre es algo doloroso; pero en ese momento vives en la incertidumbre porque no sabes qué sucederá.



- Ignacio Cortorreal en Gmail

Crisis De Noviazgo

Hay que evitar perder el noviazgo, pero el orgullo siempre se interpone.

Es ese momento en donde se siente que uno ha cedido demasiado y quiere que la otra pareja haga lo mismo.

Quienes tienen hijos, o han tenido que cuidar a niños durante varios años, tienden a ver la vida de otra forma, muy distinta a los que nunca hemos tenido que cuidar a uno. Una cualidad que parecen poseer todos es contanscia, estabilidad, y paciencia, las cuales se pierden en tiempos de crisis.



- Ignacio Cortorreal en Gmail

Agrio Y Salado Destino

Un hombre habla con una mujer y la gente se la da de novia. Quizas se la dan por el deseo que tienen ellos de vivir esa experiencia. Y se aprovechan del miedo y de la inseguridad escondida que tiene la gente de su pareja.

He pensado que el karma de cada uno de los siete pecados capitales se refleja de manera distinta en cada persona. Por ejemplo, en mi caso parece que el mal karma de mi Orgullo es muy dañino, y el karma de mi Envidia es el menos problemático.

"La niña de 11 meses lloraba mientras venía a sus padres divorciados discutir por un celular…" He sufrido por tomar decisiones que parecen erróneas, y no me agrada consolarme con el mal de otros, pero cuando pienso que mi vida pudo ser similar, doy unas agrias y saladas gracias por mi destino.



- Ignacio Cortorreal en Gmail

Maicena

Olor a maicena como el desayuno escolar de la escuela. Cierro los ojos para contener el huracán de sentimientos que nacen cuando te tengo cerca y apaciguarlo dentro de mí. Me esfuerzo por reducir esta intensidad por temor al intenso dolor que siento cuando te veo partir. Quisiera cargar tu caldero por el fondo, por donde se le da candela. Arropada en una bufanda, que más bien parece una sábana, para cubrirse del frío. De ojos grandes y piel facial delicada y bien cuidada.
 
- Ignacio Cortorreal en Gmail

Doquier

Piel, gestos, simpatía, sabiduría,
dedicación, compañerismo, responsabilidad, abrazo, atuendos, prendas.

El corazón me quiere estallar. Ese sentimiento de presión cardíaca no es bueno. No se puede subestimar la fuerza que los sentimientos son capaces de influir en el ámbito físico. Será esta presión la que te hace atreverte a arriesgarte a perder? ¿O quizás es ese famoso miedo de que tu vida puede terminar ahora mismo?

¿Por qué enfocarse en una simple respuesta o señal que quizás nunca te darán, cuando puedes contemplar otras de sus muchas cualidades sin ni siquiera pedirles permiso? Ni que te fueras a morir si no te mira.

Hay cosas para las cuales es mejor nunca estar preparado, cosas que son mejor no planearlas nunca y esperar que tomen a uno por sorpresa. No es un pensamiento nuevo.

Hay que asegurarse de captar y observar todo lo que esté en tu campo de visión, ya que habrán días que mirar querrás y no podrás.

No te vayas en sentimiento, que eso entra por los sentidos, especialmente vista y oido. La respuesta más importante es la que sigue después que han respondido con un "No".

- Ignacio Cortorreal en Gmail

Mientras me aseo

Ese momento en donde hay unas ideas dando vueltas locas en tu cabeza, y pausar tu bañado, y sólo te quitas el jabón de las manos para no mojar el celular en donde anotas el extracto de esas ideas, porque sabes que si esperas a que termines de bañarte, es muy probable que esas ideas se hayan esfumado.

- Ignacio Cortorreal en Gmail

Monday, December 16, 2013

Nocturna

La diminuta sombra que te envuelve te dibuja de una forma impresionante. Es como ver nacer a una rosa en medio del asfalto gris. Miro al arcoiris de tu ser, y contemplo como haces que el cielo y la tierra intercambien lugares ante mí. Un halo azul rodea tu cabeza. Es tan difícil hablar de lo maravilloso cuando está adornado de lo común. Aún así, estoy dispuesto a intentarlo. Sólo Moisés ha dividido el Mar Rojo de tal manera. Deseo tu compañía, tanto en tiempos de tristeza como de alegría. Una textura que se asemeja a la bandera argentina. Viniste a través del tiempo desde el Viejo Oeste. Rojo vivo como sol de mediodía. Un pato mueve su cola graciosamente mientras camina a la orilla del río, buscando el mejor lugar para nadar. Enrollado como serpiente entre las lianas de tu cabellera. Viajo a través del grisáceo y turboloso cielo, acurrucado de una diminuta y bien acolchada nube blanca. Lluvia de perlas cae sobre el paisaje monocromático a mi horizonte. Sus gotas adornan a blancas magnolias que decoran el panorama. Reaprendiendo a andar por las mazmorras del soñar, divisando eventos que sólo ocurren en mi mente. Artesanía textil de lino que arropa floreros. Chocolate con miel. Café con leche. Azúcar refina y azúcar moreno. Sólo la forma en que las ramas de los árboles son mecidas por el viento puede equipararse con tal balanceo. Una red de estrellas que brillan con tono escarlata sobre un cielo teñido de rojo. Una gran cadena de oro que impide la libertad de cometer locuras a mi perro corazón. Hilos color arena con puntos negros que forman la tela de un uniforme de Batalla en el Desierto. Paisajes a los que sólo se les puede reconocer su belleza luego de verlos por una segunda o tercera vez. La belleza en la complementación mutua. La belleza en la capacidad de continuidad de las especies. La energía que me recorre cada vez que estoy cerca de la naturaleza. El sabor de lo prohibido. La intriga de lo desconocido. El hecho de ver dispersos diversos detalles coloridos que uno desearía ver unidos de forma tal que los centenares de emociones se fusionen en una sola, y que esta fuerza me azote de forma que transforme mis ojos en un instrumento que sólo pueda percibir hermosura.




- Ignacio Cortorreal en Gmail

Los Ojos

Lo malo de que eviten a toda costa el contacto visual, es que existirán ojos realmente hermosos a los que no podré mirar.

Cerrar los ojos cuando alguien te está mirando debe de sentirse similar a como se sentiría un avestruz que esconde su cabeza en un agujero para defenderse del peligro.

Tiendo llevar la analogía de "cortar los ojos" a un paso más adelante e imaginarme que se están lanzando machetes y todo tipo de armas, como los Uchiha.

Mirar al cuerpo es el consuelo de los que no podemos mirar a los ojos.

Tal y como decía Seraph: "Nunca conoces realmente a una persona hasta que la combates con ella." Es como si un combate se iniciara desde el momento en que nuestros ojos se encuentran.

Tal pareciera que la única persona a la que vale la pena mirar fijamente es a aquella que no te quite la mirada. Sería interesante contar cuantas personas te conservan la mirada por más de 2 segundo cada día. Mi estimado empírico es 2 cada 30 en las que hay contacto visual aunque sea por microsegundo.

Mientras realizo el experimento hay personas que repiten la mirada 2 y 3 veces. Me pregunto: ¿Será que me parezco a alguien que conocen? También hay otras que no me miran los ojos ni aunque me las coma con la mirada.

¿Que sería mejor: cerrar los ojos antes de que te quiten la mirada e imaginarla en tu memoria, o esperar hasta que te quiten la mirada sin saber si volverá a repetirse?



- Ignacio Cortorreal en Gmail

Es Muy Difícil Pensar

Otra vez ese sentimiento de temor al querer renunciar a algo que me resulta agradable. No porque su falta sea dañina, sino por tener miedo a querer dar la cara de nuevo, miedo a re-desearlo, como me ha pasado tantas veces en el pasado. Lo bien que se siente haber saboreado la gloria, aunque haya por un instante, es lo que te hace mantener la esperanza de disfrutarla otra vez, aunque quizás nunca lo vuelvas a repetir. Algo que he aprendido de mirar a la gente a la cara es que siempre habrán personas que bajarán el ánimo, pero siempre tendrás la posibilidad de expresar lo que sientes. El problema es elegir las palabras correctas. La gente te ve con lagañas y no te lo dice porque así se pueden burlar de ti. ¿Por qué me siento intimidado por los demás, intimidado a expresarme? Te es más fácil explicarme los por qué, y no enseñarme los cómo. El interés temporal se intensifica cuando la ausencia es larga o permanente. Mis heridas tardan demasiado en sanar. ¿De qué forma pienso para impresionar? ¿Es que acaso no pienso dejar de sentirme fracaso despues de cometer errores ahora, errores que antes se sintieron como buenos pasos en los momentos que los di en el pasado?

Al final, sólo puedes hacer una cosa a la vez. La gente sabe que tiene que quejarse con el superior. La idea es que tengas ideas, tal y como esa idea de "pelea y diviértete". El trasfondo de los objetivos que tienes ahora, está basado en los defectos que esa persona te dijo que tú posees. Cambia esa historia. Dale un mejor final.

Pasos Para Saber Cómo Responder:
- incrementar tu socialización
- impresionar al más difícil
- esperar que te den la oportunidad



- Ignacio Cortorreal en Gmail

Monday, December 9, 2013

Profundidad Analitica

La diversidad de opciones sobre las que hay que profundizar me ofusca. Además, en unas opciones me topo con un callejón sin salida, y en otras con un bucle que conecta con otra opción. Las opciones en las que me va un poquitito mejor son en las que conscientemente acepto hacer un sacrificio y/o cargar una cruz. Si existen otras opciones, son minúsculas bonanzas que dependen de la suerte y/o de eventos sobre los que no tengo dominio alguno. Es como decir que me tengo que adaptar a la situación porque así son las cosas, así es que la sociedad está programada. Avanzar a través del caos es como desconectarte de tus sentimientos usando una careta. Me ha resultado difícil. ¿Por qué hay pensadores que quieren propagar la idea de que todos los días son buenos? ¿Por qué mi mente le huye al martilleo y ansía el ocio, aún después de treina años? ¿Cómo explicar (y eliminar) ese sentimiento que me hala el pelo cuando estoy molesto? Thiaoouba solo me dió una visión general de como lidiar con la agresión. Es necesario responder. ¿Puedo darme el lujo de hablar con hechos ?

Hay muchas formas de lidiar con la ira y el fracaso. Una revolución mal guiada se convierte en caos y destrucción. No los busques. Haz bien lo tuyo y ellos te buscarán. En el fondo, la gente adora que guardes el minuto de silencio.

- Ignacio Cortorreal en Gmail

Hi Mom!

No tienes cuerpo de diosa; más bien eres la mamá de las diosas. Eres una mezcla entre Margarita Cedeño y Sobeida Félix. Vestida con ropa de oficina, tus atributos pectorales se vislumbran a través de la abertura que se desdibuja entre los botones de tu blusa. Tus labios brotan como retoños deseando ser recogidos, como si quisieran que alguien los arrancara de tu rostro con un sensual mordisco. Arqueas tu espalda, como si quisieras que salgan disparados algunos botones de tu blusa. Al verte caminar casi grito: "¡Kim Kardashian!" La redondez del mundo luce te queda pequeña. En ti se conjugan la belleza diversos universos. Es como ver a una hindú y una rusa al mismo tiempo. No encuentro palabras para describir lo que sentí cuando tuve la oportunidad de mirarte así de cerca. Todos los pensamientos sensuales que me esfuerzo tanto en evitar, vivieron hacia mí como un tumulto de gente, que lo único que pude hacer fue rehuirle a mirar tu boca tal si fuera una peste; peste de la que quisiera padecer durante todo el resto de mis días. ¡Mamasota! En estas noches de Navidad quisiera estar arropado entre las sabanas de tu pelo. Es una dicha poder recurrir al pensamiento para imaginar todas las cosas que podría hacer junto a ti, cosas que sólo serían posibles si estuvieras enamorada de mí. Tomar tu chicharrón y mi plátano para preparar mofongo en el pilón. Pantalones tan apretados que dividen en dos lo que conozco como uno, tan cortos que parece que andaras en panties. El transporte público estaba tan lleno, que tres mujeres se agarraban de mí a mis espaldas para no caerse. Sé que eran mujeres por sus pequeñas manos y sus delicadas voces. Imaginé que eran tan bellas que me daba miedo mirar para atrás y matar esa ilusión. Por encima de la sabana que arropa a tus dos grandiosas colinas occidentales se asoma que parece ser una linea fronteriza, la cual pareciera que quisiera alcanzar a la cascada negra de tu pelo que salpica en la llanura de tu espalda. Estoy antojado. Quiero morder peras. Delineado egípcio en tus ojos, adornado por un pequeño lunar debajo de tu ojo izquierdo. Eres blanca y flaca como canquiña latigosa. Eres de las pocas mujeres que he visto ceder el asiento en el Metro.

- Ignacio Cortorreal en Gmail

Friday, December 6, 2013

Blon-a-dia

Aún si las palabras lucen falsas, el sentimiento que las mueve es real. Hice todo lo que estuvo a mi alcance para hacerte mía, pero no pude. Reconozco que tengo carencias y te prometo que haré lo que esté a mi alcance para corregirlas, aún cuando en el futuro quizás ya no estés disponible para mí. Siempre tuve el deseo de acariciar tu rostro, de hacer algo más que sólo tomar tu mano en señal de saludo. Algo más que un simple beso en la mejilla. Moriré con esas ganas. Literalmente no eres Blondie, pero muchos dominicanos te llamarían "rubia". Tus padres deben ser diseñadores, pues te crearon como la percha perfecta para cualquier moda. Debo encontrar la manera de no dejarme anonadar por tu hermosura. Mientras no lo evite, nunca dejaré de dormir sin soñar por tí. Tu belleza me tiene descontrolado. Con sólo mirarte de reojo es suficiente para destruir mi concentración. [[THIN GIRL]] Planeo sobre la cordillera de tu cuerpo. Desde allí contemplo como se dibujan las cuencas en tu espalda, y más luego aterrizo en tus rizos rojizos. Pantalón blanco, con más cuadros que el Luvre, pero negros. Quisiera envolverte con mis sogas y bailarte como un trompo de palo de guayaba, pintarte con cuté y ver su colorido mientras danzas. Me sentí apenado por una lágrima que rodaba por tu mejilla, pero me tranquilicé cuando dijiste que fue por un grano de arena que cayó en tu ojo izquierdo. ¡Una cosa tan diminuta haciéndote llorar! Esa fugaz sonrisa que me diste fue suficiente para iluminarme el día. "Estoy enamorado, te lo quiero confesar", asi cantaba Yandel en el carro público que me acercaba a la faena que me da el pan de cada día. Menuda coincidencia. Te miro de cerca y pareces de mentira. A esta distancia, tu piel parece una fusión de porcelana y algodón, y ante tal piel, tu boca parece el cherry que decora un bizcocho de tres leches. Estoy haciendo un gran esfuerzo para ignorar es amor imposible, ese capricho que siento cuando te veo. Me recuerdas mucho al modelo que se transforma en Tainted Love de Marilyn Manson. Mi perezosa querida. Tomas una pose como si quisieras que todo el mundo mira las decoraciones que tiene tu zapatilla izquierda, y juntas tus manos cerca de tu pecho, como si quisieras rezar o estuvieras analizando la situación. Sueño con poder dejar descansar las palmas de mis manos a cada lado de tu rostro, justamente encima de tus mejillas, y de esa forma contemplarte así de cerca durante horas, hasta que cada delineación de tu rostro se quede grabada en el iris de mis ojos, y poder recordar tu belleza aún mientras duermo.

- Ignacio Cortorreal en Gmail

Thursday, December 5, 2013

Lejos

Un sueño roto, una lejana estrella. Esos son los pensamientos que deben cruzar mi mente cuando te veo. No existe plan que me haga llegar a tu corazón, o quizás no tengo los requisitos para intentarlo. Y no me vengan con eso de "Atrévete. Inténtalo", que las veces que lo intenté y no lo logré me dieron pesadillas durante años, y no me gustan las pesadillas, así que aprenderé a enamorarme solo y deleitarme con sólo saber que existe. Es tan difícil describir la belleza de tu cuerpo como también lo es el sentimiento que me invade al saber que estás cerca de mi. Dulce Noviembre, un amor separado por la paradoja del espacio-tiempo. Me gustaría poder viajar quince años en el futuro y comprobar si aún no tengo lo necesario para tenerte. Estás a un brazo de distancia, y si te toco, es una falta de respeto. Cuanto me en cantaría poder abrazarte, acariciarte, y besarte, aunque sea en la mejilla, o bailar un merenguito apambichao. Me volvería músico y crearía melodías con el tambor de tus caderas, con la güira de tu piel, el acordeón de tu cintura, las trompetas en tu pecho, y el saxofón de tus labios. Cuando te veo recuerdo que me volvías loco, y comparando ese emoción con la que me haces sentir ahora, te puedo asegurar que me vuelves mucho más loco ahora. Te deje sin aroma en el momento en que estuviste a mi lado. Inhalé de un solo todo tu olor. Una parte de la intrigante belleza de la noche se coló en la mañana, haciendo contraste al astro iluminador, al que el solsticio no deja despertar del todo. Eres casi invisible y sin embargo no puedo dejar de mirarte. Pareces un Top Fuel Dragster. ¿Por qué estrangulas al piloto? Tu cuerpo es al único tubo al que le bailaría. Mi deseo por tu lánguida figura es tan grande que a veces olvido que vivimos en universos paralelos que nada tienen en común. Quisiera acurrucarme tanto de ti que tu blancura aclare mi piel. Cara de niña, voz infantil. Me pregunto cual será el sabor de tus pequeños labios. Desde que mi mente está libre, sólo tiene espacio para pensar en ti. Eres el pensamiento que más le agrada a mi cerebro. Cuando él te toma, no te deja salir de mi cabeza. Eres bella, linda, preciosa, hermosa, magnífica, estupenda, fantástica, simpática. Además luces sencilla, pero estoy seguro que es un espejismo fruto del éxtasis embriagador que me haces sentir.

- Ignacio Cortorreal en Gmail

Tuesday, December 3, 2013

Mantis

¿Alguna vez has contemplado la delicadeza de la mantis religiosa? ¿O quizás la imponencia de una leona? Aún poseyendo esas notables cualidades, ninguna de estas criaturas deja de ser letales en su habitad. Así de mortal es tu belleza. Te ves muy tierna cuando meneas tu colita de pony. Y cuando te la sueltas, se transforma en melena de león. Me siento incompetente al no poder expresar en palabras tanta belleza. Es como ese sueño magnífico que olvido al despertar y me esfuerzo por mejorar. Siento vergüenza al contemplar tu hermosura. Siento como si te faltara el respeto cuando te miro y me devuelves la mirada, lo cual creo que es cierto, pues me remueves la mirada más rápido que la velocidad de la luz. Eres más comparona que una agilucha santiaguera. Tu uniforme laboral no logra ocultar lo preciosa que eres. Tu salvajismo me ennoblece. Me acuesto en tu regazo y te acaricio. Jugar a las escondidas por entre tu falda y toparme con tan sexy shorts. Revolcarme contigo en el pasto y mutuamente removernos las diminutas hojas que nos cubrirían. Una ligera pluma de cisne que se balancea en el aire mientras la gravedad la acerca en cámara lenta a su tierra destino. Huyo a esa zona con la esperanza de que sea sobre mi que caiga tu completa anatomía. O quizás, y mejor aún, que sea yo quien se pose sobre ti. Es tan voluptuoso tu dueto de guarda-espaldas me impiden abrazarte completamente. Mejor debería llamarles "guarda-frente". Quisiera ser la bufanda que se enlía en tu cuello. Zambulllirnos en el Cachón de la Rubia. Verte tomar un baño de sol en Boca Chica. Belleza sin igual, a menos que tengas hermana gemela. Te besaría tanto, que toda tu piel facial sería consumida por mis labios. Parecería como si te devorara. Dos lonjas de pan artesanal recubiertos de miel y remojadas en dulce limonada. ¡Cuanta hambre! Mirada altiva, como si quisieras comprobar si puedes mirar el cielo a través del techo. Nunca dejaría ni una sola zona de tu cuerpo sin explorar. Diariamente. Abrazarte de frente y peinar con los dedos de ambas manos tu largo pelo lacio, suavemente agitado por el viento, desde la parte posterior de tu cuello, hasta la punta de cada una de sus hebras. Tu linaje debe provenir de la Realeza. Te cargaría como una mesa y te acostaría en el comedor, luego de remover esas dos copas de vino. ¡Que se rompa! Compraremos uno nuevo. ¿Qué no pondrás ni un centavo? Todo yo. Todo yo. :'(

- Ignacio Cortorreal en Gmail

Monday, December 2, 2013

<3 Preciosa <3

Hola preciosa. Estoy sentado aquí a tu lado. ¿Puedo hablar contigo? ¡Que tonto soy, ya estoy hablándote. No, no. Por favor, no te muevas de tu asiento. Tenme un poco de paciencia, que no te haré daño. Además, aquí hay demasiada gente que puede darse cuenta si te estoy forcejeando. Si quieres, regístrame, para que así te des cuenta que no llevo ningún arma con la que pueda amenazarte. Es cierto que mi estatura puede resultarte algo intimidante, esa es una impresión con la que siempre deberé vivir, pero te pido que no le hagas mucho caso.

Desde hace un tiempo te estoy mirando, tu perfil me tiene hipnotizado hasta el punto que decidí sentarme a tu lado. Imagino que al igual que yo, te diriges a la faena del día a día, pero tampoco es de eso que me atreví a hablarte. ¿Podrías prestarme un poco más de atención y dejar de punchar tu teléfono móvil? Ok. Ok. Mala mía. Si quieres, sigue con tu celular, pero por lo menos dame una señal de que me estás prestando atención. ¿Ninguna señal? ¿Se oye o no se oye? Parezco un tonto hablando sólo en este asiento… Amigo, yo sé que ella está buena, pero ahora es mi turno. Si quieres, espera a que ella me diga que me vaya, entonces podrás enamorarla también… ¡No, linda! Dame un chance, que todavía no te he dicho lo que quiero decirte. No lo he hecho porque quiero crear el ambiente propicio para que no me tomes como un atrevido. No me digas que soy atrevido, lo que pasa es me enamoraste en el primer momento en que te ví. Oh, usas facebook, ¿Puedo agregarte al mío? Hey, ¿Por qué guardaste tu móvil? Perdón por mirar tu pantalla. Oye, ¿A donde vas? Todavía no te he dicho lo que quiero. ¡Espera! ¡Espera! …

Así pensaba yo de una chica blanca, pelo negro, labios rojos, vestida de oficinista, que vi en el transporte público. Me armaba de valor para decirle algo e imaginaba un posible escenario, pero se bajó. ¡Que pena!

Sin embargo, dos paradas más adelante, se sube una esbelta morena de pelo corto y piel canela. Déjame elaborar un plan. Quizás a esta sí me le lanzaré…

- Ignacio Cortorreal en Gmail