Thursday, December 5, 2013

Lejos

Un sueño roto, una lejana estrella. Esos son los pensamientos que deben cruzar mi mente cuando te veo. No existe plan que me haga llegar a tu corazón, o quizás no tengo los requisitos para intentarlo. Y no me vengan con eso de "Atrévete. Inténtalo", que las veces que lo intenté y no lo logré me dieron pesadillas durante años, y no me gustan las pesadillas, así que aprenderé a enamorarme solo y deleitarme con sólo saber que existe. Es tan difícil describir la belleza de tu cuerpo como también lo es el sentimiento que me invade al saber que estás cerca de mi. Dulce Noviembre, un amor separado por la paradoja del espacio-tiempo. Me gustaría poder viajar quince años en el futuro y comprobar si aún no tengo lo necesario para tenerte. Estás a un brazo de distancia, y si te toco, es una falta de respeto. Cuanto me en cantaría poder abrazarte, acariciarte, y besarte, aunque sea en la mejilla, o bailar un merenguito apambichao. Me volvería músico y crearía melodías con el tambor de tus caderas, con la güira de tu piel, el acordeón de tu cintura, las trompetas en tu pecho, y el saxofón de tus labios. Cuando te veo recuerdo que me volvías loco, y comparando ese emoción con la que me haces sentir ahora, te puedo asegurar que me vuelves mucho más loco ahora. Te deje sin aroma en el momento en que estuviste a mi lado. Inhalé de un solo todo tu olor. Una parte de la intrigante belleza de la noche se coló en la mañana, haciendo contraste al astro iluminador, al que el solsticio no deja despertar del todo. Eres casi invisible y sin embargo no puedo dejar de mirarte. Pareces un Top Fuel Dragster. ¿Por qué estrangulas al piloto? Tu cuerpo es al único tubo al que le bailaría. Mi deseo por tu lánguida figura es tan grande que a veces olvido que vivimos en universos paralelos que nada tienen en común. Quisiera acurrucarme tanto de ti que tu blancura aclare mi piel. Cara de niña, voz infantil. Me pregunto cual será el sabor de tus pequeños labios. Desde que mi mente está libre, sólo tiene espacio para pensar en ti. Eres el pensamiento que más le agrada a mi cerebro. Cuando él te toma, no te deja salir de mi cabeza. Eres bella, linda, preciosa, hermosa, magnífica, estupenda, fantástica, simpática. Además luces sencilla, pero estoy seguro que es un espejismo fruto del éxtasis embriagador que me haces sentir.

- Ignacio Cortorreal en Gmail

No comments:

Post a Comment