Sunday, March 23, 2014

Inexperiencia

Por esto hago que la gente se aleje más. Siempre he creído que no tiene nada de malo ser pragmático cuando se quiere conseguir una meta. Las cosas que he hecho han sido porque siempre he pensado que son la mejor opción que, si por alguna razón no logro metas, por lo menos no quedaría con cargos de consciencia, "supuestamente".

A esas personas que a pesar de guardar distancia nunca cerraron puertas, gracias por todo lo malo que no han evitado que me ocurra, pues ha sido en momentos en los que yo lo merecía; y gracias por todo lo bueno a lo que no se han opuesto a que me ocurra, pues esto significa que aún tienen la esperanza de que yo pueda convertirme en una persona digna del agrado de ustedes.

Me esforzaré por no defraudar esas esperanzas; Sin embargo, mi memoria de mediano plazo sigue realizando jugadas sucias. Oye, memoria, tenenos un mambo pendiente…

Hoy es uno de esos días en donde me siento solo y quiero poder conservar ese sentimiento. La trayectoria de mi vida ha dejado claro que es inevitable: voy a perder ese sentimiento, porque la psique humana no fue diseñada para permanecer estática, a ella le gusta brincar de sentimiento a sentimiento. Es como esas personas que hacen todos los malabares posibles para mantener secretos hasta el punto de decir mentiras tontas, obvias, y sin sentido.

(1) Entiendo que se debe acumular energía positiva para cuando llegue la negativa, poder soportarla.
(2) También entiendo que la energía positiva que yo puedo acumular no es suficiente para borrar los sucesos negativos que ocurren en mi vida.
(3) Además, entiendo que la mejor forma es no esperar nada bueno de la vida. De esta forma es más fácil soportar los malos momentos. El problema radica es que así no puedes evitar una explosión de ira. Quizás porque los demás se dan cuenta de tu paciencia y se aprovechan de tu nobleza.
(4) Otra alternativa es burlarse de lo importante pensando en términos que eliminen la esperanza, dejando claro que harás lo que esté a tu alcance para lograr los objetivos, pero sin prometer nada. (No soy adivino. ¿Me ves cara de astrólogo?)

Estoy empezando a ver los placeres, como por ejemplo oir música, cual si fueran actos de masturbación. La cadena emotiva se rompe por el eslabón sentimental más débil.

- Los viejos nos obligan a viajar al interior, para que aprendamos a valolarlo en la adultez.
- Nadie sabe lo que tiene en la niñez, hasta que la pierde.

…esperando tristemente la hora de mi ejecución, donde cae el telón, no sin antes ver rodar mi cabeza decapitada por la guillotina.


- Ignacio Cortorreal en Gmail

No comments:

Post a Comment