Wednesday, May 4, 2011

¿Klk, fuerte? ¡Ahí si que hay dinero!

Estaba revisando la lista de saludos (o lisonjas) que me molestan:
  • dimelo fuerte
  • klk bacano
  • en que estas verdugo
  • ahi si hay cuarto
  • tu si vives bien
  • que dice la gente del dinero
  • los ricos no visitan a los pobres
Cuando personas a las que estimo me saludan de esa forma, o me "halagan" asi, siento que no me estiman mucho, o que no son tan amigos míos. Cierto nivel de conveniencia disfrazado de amistad.

¿A qué se debe este fenómeno? ¿Se quieren burlar de tí, pero ética y moralmente no deben? ¿Piensan que eres un mal agradecido por no compartir tus activos, sean materiales o intelectuales? ¿Te ven como una competencia a la cual desean poder igualar o superar? ¿O es acaso un "simple" e "inofensivo" saludo, o un "cumplido"?

Estas son de las situaciones en las que no sé como responder. Pero solo una cosa sí está clara en cada uno de esos "saludos": No importa a quien se lo digas, nadie se cree tan fuerte, o tan verdugo o tan rico. Es decir, que estos dichosos saludos o cumplidos también tienen su porcentaje de mentira.

Veo mucha gente que se queja y se molesta de la gente que "mete cuentos"; no obstante, parecieran que les encanta escuchar historias de fantasias. Ya no basta con leerlas en los libros, contarlas en los cuentos, verlas en los teatros, u observarlas en las pantallas: ahora pareciera que quieren palparlas en la vida real. La gente siempre quiere evolucionar los sueños y las ideas a la realidad.

Detroit Metal City: "Si no hay musica, no hay sueños"

La gente tiende a querer que sus ideas, pensamientos o sueños más agradables se hagan realidad, ya sea que estén consciente de ello o no. Quizás esto sea una constante del universo. Conclusiones como las que muestra la fisica cuántica, como por ejemplo, que un átomo está compuesto en más de un 99.9% por espacio vacio; o que toda particula se desintegra con el paso del tiempo, aún sabiendo que la materia ni se crea ni se destruye, sino que se transforma; o que el punto de origen del universo fue un Big Bang y que existe la posibilidad de un Big Crunch; o que el universo se creó en seis dias, y la entidad que lo creó descansó en el séptimo... sólo estoy poniendo ejemplos de relatos que me parecieron fantásticos cuando los escuché por primera vez en mi vida.

Esta predisposicion de la gente de maravillarse por historias fántasticas me hace pensar que a la gente les gustan los cuentos, las fantasias. Me recuerda mi infancia, cuando veia las caricaturas de superhéroes, y me ponia a fantasear diciendo cosas como "Por el poder de Greiscol", o "Tonder, Tonder, Tonderca, oooo." Yo pensaba que sólo eran cosas de la niñez; sin embargo, de vez en cuando uno fantasea con cosas que cree que puede hacer en un futuro, como: "Lo primero que voy a hacer cuando llegue a USA es ir a DisneyLand", o quiza "Veré al Staples Center a ver un juego de Los Angeles Lakers" o "Compraré una boleta para ir al Yankee Stadium"; o cómo cuando por teléfono pides que te brinden un poco de lo que el receptor esté ingiriendo: Aún sean posibles, aún si uno está seguro de poder hacerlas, uno fantasea con esos momentos desea vivir, o en mi caso, con ese invento o idea que revolucionará al mundo, la cual todavía no tengo, pero algún día la tendré... ah, los sueños: me hacen sentir como un niño.

Pero percibo como el fenómeno del anti-héroe está tomando cada vez mas auge. Pareciera que la humanidad cada vez más renegara las "fantasias de buena moral" que (algunos) leímos cuando niños, y cada vez nos identificamos más con el chico malo que rompe los esquemas y las reglas, y se mofa de todo el mundo.

Ayer leí un post sobre una chica que se sentia chapada a la antigua, al referirse a los métodos de cortejos "tradicionales", como por ejemplo que le regalen flores. De modo analógico, yo me siento identificado con los superheroes buenos y moralistas que son lo suficientemente idiotas como para no saber cuando rendirse. Sin embargo, esos no son los superheroes modernos más populares actualmente. Yo me voy al extremo y diría que una película que tenga un personaje principal que haga todas las cosas que se dicen en la obra "El Principe" de Nicolás Maquiavelo, seria un BlockBuster que rompería records de venta.

¿Alguna vez has sentido la impotencia de no poder hacer que la gente crea tu verdad, tu situación, y que debido a esa incredulidad comienzan a poner mentiras en nuestra boca, o a adjudicarnos posiciones o situaciones en la que no estamos? En esos momentos en los que me siento tentado a responder con lo que considero "mi verdad", pero cuando analizamos el fenomeno del anti-heroe, la mayor parte de las veces a la gente no les interesa escuchar tu verdad. Quiza por consecuencia del mundo comercial, ya que cada quien vende su imagen a su conveniencia, o que la total honestidad cada vez vende menos.

En una situacion como la anterior, los receptores muestran mas interes en lo que dices, mientras más fantastico parezca. Y la forma mas facil de elaborar una respuesta fantastica es agregándole algo de engaño o falacia.

Tanto el cuento del rey que encarceló al clarividente que predijo que sus familiares morirían, O la historia bíblica de jose, al cual no le gustaba dar los malos presagios, ambas historias tienen la moraleja de que uno debe aprender a ocultar e ignorar ciertas verdades, y decorar las tragedias... Quizás se invente una rama de los idiomas que se conozca como Diseño Literario/Redactivo.

Los que han visto a "El Prestigio" recordarán la frase "deles el beneficio de la duda" o en The Matrix "no es lo mismo conocer el camino que recorrerlo". Particularmente me gusta "muestráles un poquito de luz", pero hasta eso es relativo. Es un problema, porque si alguien me pinta una idea demasiado positiva, pienso que me están vendiendo gato por liebre; y si me la pintan muy negativa, es porque me están afuereando para tomar todo el merito o beneficio, sacándome del negocio. Particularmente, a mi me gusta que me pongan a pensar, se me queme la única neurona que me queda.

Ya sabiendo que cada vez que digo lo que considero como mi "verdad" esto tiende a ser ignorado por no ser tan fántastico, me da una gran motivacion de mentir támbien, de seguirles la corriente, Recuerdo que en Tengen Toppa Gurren Lagann, dos niños ven un dibujo romántico hecho por unos compañeros de clase, y la niña dice:

"!Pasa de ello! Si lo negamos se pondrán más pesados."

Yo al ver esto pensé "¡¿WTF?! ¿Acaso la niña está enamorada del chico?" No: simplemente ella entiende el modus operandus de los lacayos.

Entonces es aquí cuando la gente priva en sicologo, en adivino, en clarividente, o en psíquico, y sienten que pueden leer la mente o descifrar todas las mentiras.

Esa situacion cada vez mas me motiva a mentir y seguirles la corriente, ya las otras alternativas son quejarme del saludo, o quedarme callado. No encuentro otra alternativa mas.

"Estas son las tres tristes fases de la verdad: primero es ridiculizada, luego recibe una fuerte oposición, y por último es aceptada como obvia." Arthur Schophenhauer

P.S.: no recordaba en cual capítulo de Tengen Toppa Gurren Lagann la niña hizo el comentario. pero sabía que era cerca del final de la serie. Arrastré el 21, ¡Y ese era!

2 comments:

  1. No tenia idea de que no te gustaban esos saludos. De ahora en adelante me limitare a decirte "Buenos dias Ignacio".

    ReplyDelete
  2. A mí no me importaría tanto si la persona que lo hace se permite o se deja a sí mismo ponerse en mi misma situación...

    ReplyDelete