Monday, June 27, 2011

¿Cuándo rendirse?

[Mon, Jun 27, 2011 22:39:16]

Cuando ves a una pareja feliz, es muy probable que cada miembro de esta, ya sea consciente o inconscientemente, haya hecho infeliz a otros al negarle su amor. Incluso se puede llegar a sentir deleite por ello. Una persona te dice "No me gustas", "No te amo", "Eres horrible", y uno no sabe distinguir si lo que dice es en realidad lo que siente, o si por el contrario, esa es su forma de motivar a otros a que sigan intentándolo. Pero si uno literalmente cree en ese "No", automáticamente uno acepta su propia derrota. Y si uno cree en que lo que dijo es un "sí camuflajeado", entonces uno corre el riesgo de ser utilizado y de hacer el rídiculo.

¿Acaso es pecado que la razón de vivir de una persona X le pertenezca a otra persona Y, y que esta persona X luche por quitársela/arrebatársela a Y? ¿Aún si esa razón de vivir es un ser humano con libertad de elegir? ¿En qué momento el rendirse y perder se convierten en la opción más sabia que se puede escoger?

A mí particularmente no se me da bien el reconocer los "sí camuflajeados". Aunque mi consuelo es que estoy seguro de que no soy el único al que se le da pésimo este reconocimiento, no dejo de pensar en aquel dicho que dice "mal de muchos, consuelo de tontos"...

Viéndolo de este modo, la única forma en la que vale la pena "hacer el ridículo" por culpa de un "sí camuflajeado" es por alguna conveniencia en especial, aunque irónicamente, uno siempre se arriesga por algún tipo de beneficio, ya sea espiritual, sentimental, carnal, material, o económico.

Dichosos son aquellos que sólo se han enamorado una sóla vez en la vida, y que que han logrado pasar toda su vida siendo correspondidos por ese amor. Los demás, si no les molesta, pueden acompañarme con un trago.

No comments:

Post a Comment