Friday, September 20, 2013

Aire Pesado

¿Por qué el aire se torna tan pesado en los lugares en donde hago acto de presencia? Sé que he cometido muchisimos errores en la vida. ¿Acaso es tan grande el karma negativo que poseo, que la gente instantáneamente siente repudio? ¿O a lo mejor el dicho "la imagen es lo que cuenta" es aquello que he descuidado? ¿O a lo mejor ciertas personas se han encargado de emitir juicios sobre mí que me destrozan ante la sociedad?

Sea lo que sea que ocurra a mi alrededor que yo desconozca, sumándole a ello mis errores cometidos, es evidente que no me está ayudando. De hecho, es impresionante que a estas alturas aún pueda decir que tengo una vida estable (¡Pero a qué precio!). En otro momento de mi vida hubiese decidido desbaratar todo y empezar de nuevo, pero por los trompezones que he vivido por querer mejorar mi situación, he terminado recibiendo golpes psicológicos, emocionales, y mentales, así que es mejor llevar las cosas lo más lento posible, para evitar decepciones.

Realmente quiero mejorar. Realmente quiero llegar a viejo. Realmente quiero ser feliz y exitoso, pero no puedo negar que tengo un gran déficit social y de inventor. En esta situación, lo mejor es tratar de mejorar ambas faltas al mismo tiempo; sin embargo, cualquiera de ellas es un esfuerzo sobrehumano para mí, y a esta edad es difícil mejorar una sin sacrificar la otra.

Mientras más grandes son mis sueños, más duro me golpea la realidad. El beneficio de la duda a cualquiera merece. Sean cuales fueran los errores que cometí, ninguna de mis explicaciones serían válidas hasta este entonces. Serían tomadas como excusas baratas. Pero eso es en el hipotético caso de que me pregunten. Visto de este modo, pensar en que en algún momento alguien se interesará en preguntar sobre mi pasado es un pensamiento demasiado optimista de mi parte.

Creo que mis errores radican en: #1 haber mentido, #2 haber dicho una verdad sin maquillarla. Es estúpida esta sociedad cuando la mejor opción que te brinda es mentir, y luego toda la culpa recae sobre tí. Pero, también es estúpido perder amistades y oportunidades por decir la verdad. ¿Para esto debo ser más sociable? ¿Para sentirme encadenado y andar amarrado de una cadena de salchichas que puedo comer y no debo? Sí: la sociedad dicta que soy un perro huevero.

Esta es la vida que tengo. Pudo haber sido mejor, pero el fukú del que habla Junot está impregnado en ella. A pesar de no poder volar por los cielos, el sentido común dicta que debo ser agradecido, pues es evidente que mi vida pudo haber sido grandiosamente peor.

Seguiré tratando de no comenter errores, aunque no negaré que todas mis decisiones serán para eliminar el sufrimiento enterno por el que siempre paso. Si no puedo eliminarlo, por lo menos puedo decidir reducirlo. Supongo que la meta es sentirme bien, aunque el diablo me lleve, pues todo acción debe hacernos sentir cada vez más feliz o menos triste. ¿No es así?

20 de Septiembre del 2013, 7:45 PM, en ese preciso momento, una ligera llovizna cae sobre mi, al salir de la estacion del metro.





No comments:

Post a Comment